Imprimir esta página

Frugalidad amorosa

Noviembre 01, 2018 93

Manifiesto 1. Lo anunciado, llegó

Lo vaticinado hace bastante tiempo por la ciencia visionaria, está sucediendo: estamos atravesando el final de una época crucial de la experiencia humana en la Tierra. Los detalles abundan. Se descomponen los tejidos sociales y al mismo tiempo se pudre el orden ecológico. Un tercio de la humanidad sobrevive muy precariamente y repiquetean tambores de guerra. Pero a la vez vibran las cadencias de un Tiempo Nuevo. Los fetiches de la posmodernidad tecnocrática están tambaleando, aunque se atisban en el horizonte claras señales de recreación y nacimiento.  Como hebras sutiles de una generosa y terrenal Refundación generacional, saberes antiguos como la agricultura comunitaria se reencarnan en personas concretas. Asimismo caen en estado de crisis los rituales del lucro inmundo signados por la acumulación parasitaria de papel dinero. Sabemos que la autosuficiencia abre sendas de interacción para reavivar la producción de frutos naturales y orgánicos. Y que la solidaridad humana rescata ritos de cooperación largamente abandonados por mayorías de individuos aturdidos por la codicia. Hay que empezar a salirse de la cultura del petróleo y del carbón para reingresar a los saberes de la autonomía y la asistencia recíproca. Hay que renacer, con pasión y transparencia, en pos de un futuro creativo. Es un tiempo de pioneros, de fundadores, de sembradores de futuros viables y deseables, de seres humanos tolerantes y fraternos. Una época de frugalidad amorosa.

Centro de Estudios Mutantia/Miguel Grinberg

Artículos relacionados (por etiqueta)