Junio 01, 2020

Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

Create an account

Fields marked with an asterisk (*) are required.
Name *
Username *
Password *
Verify password *
Email *
Verify email *
Captcha *
Reload Captcha

Padres e hijos

Febrero 18, 2020 22

Siempre que pienso en algún tema en el que se encuentre involucrado el ser humano, llego a la misma conclusión: y es que lo que nos pasa o hacemos, en gran medida, es consecuencia de nuestra esencia misma como parte de la Naturaleza.

Esto es algo más que evidente, no obstante, con frecuencia lo olvidamos y nos creemos distintos y superiores a todo lo que nos rodea. Lo único que tenemos de superior, es que poseemos un cerebro que nos permite pensar. La diferencia es muy grande pero no anula todas las similitudes y no nos da ningún privilegio y si más responsabilidad.

Una planta crece de una pequeña semilla que desarrolla sus raíces y ramas buscando la luz y el agua hasta completar el total desarrollo, con flores y frutos. Los humanos vivimos en el mismo ambiente y tenemos el mismo ciclo de crecimiento, alimentación y desarrollo, hasta dar vida a otros seres iguales a nosotros, que repetirán el proceso mientas existan las mismas condiciones ambientales.

Algo que creo fundamental, es la reproducción, porque sin ella nos extinguiríamos. Tenemos hijos, algo realmente fantástico y hermoso, porque es la forma en que continuamos viviendo en otros seres.

Instintivamente les damos todo lo que está a nuestro alcance sin esperar más retribución que una sonrisa. Los educamos enseñándoles con el ejemplo lo que es bueno y lo que es malo, jugamos con ellos y nos sentimos muy felices cuando vemos como hacen las cosas, aun cuando se equivocan, son nuestros hijos y son los mejores. Cambiarles los pañales, vestirlos, llevarlos a la plaza, a la escuela, nunca lo pensamos como un trabajo ni una obligación, sino más bien como una tarea que nadie puede hacer mejor que nosotros.

Nuestros hijos, con frecuencia rechazan nuestros consejos, ¿será una cuestión aparente porque en el fondo nos hacen caso, aunque lo disimulen muy bien, será porque en los padres concentran su disconformidad con el mundo que van descubriendo? Los hijos piensan a los 5 años, papá es Superman, a los 15, en algunas cosas se equivoca, a los 20, papá no sabe nada, a los 25 años, papá es totalmente un inútil, a los 30, él es papá, y su padre ya “no está”, entonces piensan: mi papá lo sabía todo.

Todo esto es muy natural y hasta que no lo vivimos es como que nos falta algo fundamental. Si no tuviésemos hijos es como que nos falta algo indescriptible, como que el ciclo de la vida no está completo.

No sé qué sería de mí si no tuviese a mis hijas y nietos. Hoy juego con ellos disfrutándolos más que pensando en educarlos, y obviamente mis hijas me observan porque no les pongo límites, que los mal crio, que les doy todos los gustos. Estas madres que un día vi salir de la panza de mi esposa, hoy  ¡me dicen cómo debo jugar con sus hijos! Ellas fueron pequeñas, hoy son grandes, yo fui grande, hoy soy viejo y juego como si fuese un niño. Todo está bien porque es natural y porque nos amamos.

Arq. Eduardo Cavallaro

Clases de violín - Prof. Collado