Abril 01, 2020

Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

Create an account

Fields marked with an asterisk (*) are required.
Name *
Username *
Password *
Verify password *
Email *
Verify email *
Captcha *
Reload Captcha

Vivimos mirando la realidad de determinada manera, y esas gafas que nos ponemos sobre los ojos -y la mente- configuran lo que se llama un PARADIGMA.

Como expusimos en notas anteriores, descubrirse a sí mismo, es una experiencia silenciosa “sin filosofías, ni éxtasis psicodélicos”, es despertar una nueva clase de Atención que no está solo al servicio de la vida exterior sino también a explorar y responder al “propio deseo del Ser”.

Acorde al interés y  diversas preguntas de mis lectores sobre este enfoque vital y consciente, retomare y profundizare algunos aspectos de la última publicación (La Atención Integrada en el Corazón de la Vida). La “homeopatía unicista” que ejerzo desde  hace 30 años, no es  suficiente para despertar la genuina Sensación de ser o Existir en el movimiento de la vida.

Como expusimos en notas anteriores, descubrirse a sí mismo, es una experiencia silenciosa “sin filosofías, ni éxtasis psicodélicos”, es despertar una nueva clase de Atención que no está solo al servicio de la vida exterior sino también a explorar y responder al “propio deseo del Ser”.

En la nota del mes pasado (4 en total)   bosquejamos un lineamiento general de nuestro trabajo a partir del despertar de una clase de ATENCION  capaz de captar no solo los movimientos exteriores sino simultáneamente los interiores propios  del mundo subjetivo . Es decir darme cuento que yo mismo estoy  en el campo de la observación. ¿Cómo es posible reconocerme en el mismo momento que mis sentidos están volcados en el movimiento de la vida? Veamos. Mi mente siempre esta en movimiento, distraída y preocupada con todo lo que la atrae: imágenes, ideas, conflictos. A su vez las emociones son movidas por los deseos del   momento o despertadas por los recuerdos. Necesito aproximarme a una base mas estable que me sostenga y no quede perdido en una maraña de estados emocionales y mentales a los cuales les llamo “Yo”. Necesito una matriz , una base mas estable  desde donde pueda percibirme a partir de la propia sensación plena que sostenga mi Presencia. Desde este lugar propio la mente se vuelve clara y libre del barullo de los pensamientos entremezclados que habitualmente me acompañan. ¿Es posible despertar y acceder a este lugar? Claro que lo es , en la medida que la atención deje de estar identificada con todo los movimientos tanto del exterior como del interior.   Debo aprender a dirigirla simultaneamente hacia adentro, a explorar y sentir la propia interioridad. Es aprender a descansar en la propia sensación de mi mismo sin que intervenga la actividad mental. Para esto debo:

1) Aprender a reintegrarme a mi mismo despertando una nueva clase de Atencion

2) Aprender a integrar a traves de  mi atención  la sensación consciente de una dimensión tan propia y personal, que me afirme sin caer en estados alterados o de malestar. 

Es necesaria una practica simple y sencilla con otros que busquen y anhelen esta manera nueva y renovada de experimentar la vida. La homeopatia que ejerzo favorece este cambio pero solo una  practica consciente e intencional  es capaz de de un verdadero cambio en la dirección no solo a la Salud, sino del Bienestar  y el autoconocimiento

Dr. Fernando Soloeta  -  Tel.: 4832-0971

Página 1 de 2
Clases de violín - Prof. Collado