Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

Create an account

Fields marked with an asterisk (*) are required.
Name *
Username *
Password *
Verify password *
Email *
Verify email *
Captcha *
Reload Captcha

Cambiamos

Septiembre 03, 2018 22

Todos los humanos tenemos una distinta manera de ser, lo que nos hace diferentes. 

No somos idénticos a nadie. Podríamos tener hijos gemelos que viven en nuestra casa con la misma educación, no obstante, cada uno de ellos será distinto. Obviamente que los hermanos pueden ser idénticos físicamente, pero no piensan ni sientes igual, en consecuencia, verán y juzgarán distinto.

Pero lo más interesante es que, además, somos apreciados de distinta forma por distintas personas. Creo que todos nuestros familiares, amigos y vecinos nos pueden ver en el mismo momento, teniendo la misma imagen y en la misma actitud, pero para todos ellos seremos distintos, posiblemente muy parecidos, pero nunca igual. Es extraordinaria la cantidad de imágenes que una misma persona puede producir en distintos observadores.

Y para complicar un poco más, recordemos que todos, con el paso del tiempo, vamos cambiando nuestra forma de ver la vida. 

Recordemos como cambió nuestra forma de ser de la niñez a la pubertad, juventud, adultez. O sea que con el tiempo cambia nuestro cerebro y con él, nuestras necesidades y actitudes y con todo ello nuestra forma de ser y nuestra imagen hacia cada uno de los que nos ven. Sin embargo, los cambios no son sustanciales porque “en el fondo” somos siempre los mismos (o muy parecidos) pero nunca iguales.

Es por esto que muchas madres dicen:
-Desconozco a mi hijo, ¡no sé a quién sale!

O la esposa:
-Mi marido no es el mismo con el que me case, ¡no puedo vivir así con él!

Podremos estar desorientados por no saber como seremos mañana y preocupados por no saber cómo serán nuestros seres queridos. Pero creo que nos mantenemos como somos y al mismo tiempo cambiamos en la medida justa. Sería un absurdo ser en la adolescencia como en la vejez o viceversa.

O sea que el ser humano es la mezcla de lo que trae genéticamente (familia) y el contexto en el que es criado, factores psicológicos y sociales en los que vive. En la construcción psíquica del sujeto es fundamental la mirada del otro, por eso en los primeros años de vida es muy importante el vínculo mamá-bebe. Y después a lo largo de la vida también somos un poco como nos ven, siempre la mirada de un otro es interesante.

Por otro lado, es importante saber que hay tantas miradas como seres humanos. Cada uno mira, valora, destaca distintas cosas según su interés, sus sentimientos o pensamientos.

Lo que cambia es la sociedad, la cultura y eso es lo que nos hace ir cambiando a las personas. El ser humano es un ser cultural.

Arq. Eduardo Cavallaro y Lic. Virginia Cavallaro