Septiembre 17, 2019

Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

Create an account

Fields marked with an asterisk (*) are required.
Name *
Username *
Password *
Verify password *
Email *
Verify email *
Captcha *
Reload Captcha

Un científico argentino descubrió un planeta cercano al sistema Solar

Marzo 06, 2019 78

Un equipo internacional de científicos liderado por un argentino descubrió un nuevo exoplaneta, muy cercano a nuestro sistema solar. Un descubrimiento hecho posible por el espectrógrafo SOPHIE, instalado en el telescopio de 1,93 m del Observatorio de Haute-Provence (OHP).

Este planeta, cuya masa es tres veces la de la Tierra, se encuentra en órbita alrededor de la estrella GJ411, ubicada en la constelación de la Osa Mayor y orbita a una estrella situada a “sólo” ocho años luz de distancia del Sol.

El Gliese 411 beta, tal su nombre, es el tercero en orden de cercanía a nuestro conglomerado de planetas, después de Próxima b y Barnard b.

El hallazgo es un hito “que va a dar que hablar en los años que vienen”, aseguró el científico argentino Rodrigo Díaz, líder del grupo que hizo este descubrimiento. El informe lo publica hoy la revista científica Astronomy & Astrophysics y fue consignado por la agencia Télam.

Díaz, doctor en Ciencias Físicas de la Universidad de Buenos Aires y primer autor de la publicación, forma parte del equipo desde hace 10 años y participó activamente en el desarrollo del instrumento con el que se realizó el hallazgo. “Mi rol fue variando. Al principio trabajé en las mejoras del instrumento (unos ocho años), luego en la reducción de datos y realizamos varias publicaciones”, contó en Radio Mitre.

El descubrimiento es “un hito” porque es parte de la investigación para entender si hay vida en otros planetas fuera de nuestro sistema: “El estudio de los objetos más cercanos tiene como fin buscar vida fuera del Sistema Solar. Vamos a poder estudiar la superficie, saber si hay vida en este tipo de planetas”, aseguró el argentino.

 

Cómo fue el descubrimiento

Díaz explicó en la radio que: “estos planetas se detectan, pero no se ven. A simple vista se han detectado muy pocos”, por complejidad de luz, distancia al sol y capacidades actuales de los telescopios. “Los 3000 o 4000 planetas que ya se detectaron, fueron por medios indirectos”.

Para la investigación se utilizó un instrumental “de los más precisos del mundo”, el espectrógrafo SOPHIE, instalado en el OHP, al sur de Francia, ubicado en los Alpes de Alta Provenza, apuntó el científico argentino.

Es este mismo telescopio el que hizo posible descubrir el primer planeta extra-solar en 1995.

Desde 2011, durante casi ocho años, se recopilaron datos de la estrella Gliese 411 (el nombre corresponde a un astrónomo y el número, al catálogo que se le dispuso), monitoreando su trayecto y cómo variaba su velocidad.

Se registraron esas velocidades radiales que mide los sutiles movimientos de la estrella inducidos por la presencia del planeta, que da una vuelta alrededor de su estrella cada 13 días, a diferencia de la Tierra que tarda 365 y así se obtiene la masa del planeta, detalló.

“La estrella se bambolea y esa variación pequeña es la que se mide con elementos de mucha precisión. Les medimos la masa , el período y algunas pocas cosas más”, explica el proceso Díaz. El equipo de investigación pudo concluir que hay un planeta alrededor de GJ411.

“Entre las estrellas que observamos, hemos acumulado 155 mediciones en GJ411, el cuarto sistema el estelar más cercano a nosotros, ubicado a solo 8 años luz de distancia “, dice Melissa Hobson, estudiante de doctorado en el Laboratorio de Astrofísica en Marsella a la página del Observatoire de Haute-Provence. “Al analizar de forma muy detallada nuestros datos, queda claro que un planeta está en órbita alrededor de esta estrella”.

 

El exoplaneta

Se trata de un exoplaneta -planetas fuera del sistema Solar- que tiene tres veces la masa de la Tierra a sólo 8 años luz de distancia, indicó el Instituto de Astronomía y Física del Espacio, que depende del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Si bien el planeta puede ser calificado como templado por su temperatura, se estima que las condiciones en la superficie son demasiado calientes como para ser habitable. Los científicos especulan esto lo coloca por debajo de la zona habitable, y es probable que este planeta tenga más en común con Venus.

De todas maneras, en la próxima década, la atmósfera del planeta podrá ser estudiada directamente y se tendrá información precisa sobre su composición y características.

Cerca de 200 exoplanetas ya han sido detectados y caracterizados en el Observatorio francés. Pero GJ411b es el más cercano (y menos masivo) de estos planetas.

“Su proximidad y luminosidad lo convierten en un objetivo ideal para futuros estudios diseñados para estudiar su ambiente”, dice Rodrigo Díaz. “Pero para eso, necesitamos nuevos telescopios. Se están construyendo de mayor porte (20 o 30 mts de diámetro) y vamos a poder separar la luz de estos exoplanetas de la de su estrella”.

En 2025 estará operativo el nuevo ELT (Extremely Large Telescope). GJ411b será entonces (con Próxima Centauri b, descubrimiento en 2016) uno de los dos objetivos más adecuados para la caracterización directa de imágenes. Ayudará a comprender el comportamiento de los planetas justo debajo de la zona habitable y comprender mejor sus límites.

 

El equipo

Díaz señaló que el equipo de investigación cuenta con aproximadamente de 20 a 30 personas, en su mayoría franceses y suizos.

Pero resaltó el trabajo realizado por argentinos: “Parte del trabajo lo hice desde la Argentina, desde el Conicet”, comentó. Y hay otros argentinos que trabajan desde ese organismo nacional.

Dr. Fernando Iráizoz