Diciembre 08, 2022

Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

Create an account

Fields marked with an asterisk (*) are required.
Name *
Username *
Password *
Verify password *
Email *
Verify email *
Captcha *
Reload Captcha

Este sorprendente encuentro fue revelado años después, en la década de 1980, por el secretario personal del Papa, Loris Francesco Capovilla.

Loris fue testigo del incidente y lo mantuvo en secreto durante más de dos décadas, siguiendo los deseos del Papa, hasta que fue revelado en un periódico británico, y luego fue tomado por el Sol en 1985.

En una tarde de julio de 1961, en la residencia de verano en Castel Gandolfo, cerca de Roma, el Papa y su secretario estaban paseando por los jardines de la finca.

Notaron una estrella brillante. La supuesta estrella comenzó a descender y unos minutos después, se dieron cuenta de que era una especie de nave.

El contacto extraterrestre del Papa Juan XXIII

Era julio, una tarde de julio de 1961, cuando sucedió: «Los tuvimos sobre nuestras cabezas, luces, eran luces de colores, azul, naranja, ámbar, unos minutos después. «Y entonces, sucedió lo imposible, que también es difícil de decir, y luego todo a la vez.

El OVNI en cuestión tenía una forma redonda, con luces azules y ámbar.

Cuando el OVNI estuvo lo suficientemente cerca, se detuvo y permaneció estable en el aire. Un rayo de luz amarilla apareció debajo de la nave. La luz dio la sensación de un tubo de luz que se detuvo de uno a dos metros del suelo sin reflejar en el suelo.

Un humanoide ha salido del tubo de luz. El alienígena tenía un pendiente de oro blanco por todos lados. Era más alto que un humano promedio y tenía grandes orejas puntiagudas.

El contacto extraterrestre del Papa Juan XXIII

El ser levantó el brazo para saludar al papa y a su compañero, pero pensando que estaban presenciando una visión divina, se arrodillaron y comenzaron a orar.

Momentos después, levantaron la cabeza, pero el extraterrestre todavía estaba a pocos metros de ellos. Sin decir una palabra, el Papa Juan XXIII se levantó y caminó hacia el alienígena. Loris se puso de rodillas, viendo al Papa y al alíen hablar.

Luego se puso de pie y caminó sin dudar hacia el hombre, hacia un ser «completamente humano» envuelto en una luz débil, delicada y penetrante. dijo «durante unos veinte minutos», pero no se podía escuchar esas voces, «no sentí nada», pero se quedaron hablando, gestando, durante veinte minutos, luego el hombre se dio la vuelta y volvió por donde había llegado, me miró y lloró.

Mientras Loris podía oír la voz del Papa, la conversación fue telepática.

Después de comunicarse durante unos 20 minutos, el alienígena giró y se fue. La nave despegó en completo silencio.

Al finalizar esta reunión en Castel Gandolfo, el Papa aseguró a uno de sus asistentes lo siguiente: «Los hijos de Dios están en todas partes; a veces tenemos dificultades para reconocer a nuestros propios hermanos.»

El misterio de la mujer extraterrestre que habría visitado una convención OVNI en 1954.
Contó que provenía del planeta Venus, compartió información y desapareció de Estados Unidos sin dejar rastro.


Entre todos los fenómenos que rodean a la supuestas visitas de extraterrestres al planeta tierra, una de los eventos más llamativos es lo sucedido en torno a una mujer, Dolores Barrios, que visitó con dos acompañantes una convención sobre ovnis en Estados Unidos durante 1954. Dijeron que se habían infiltrado entre los seres humanos hacía años y sólo querían compartir información. Si los nombres que mencionaron eran reales, ¿por qué nadie pudo descubrir el más mínimo rastro de la existencia de Dolores Barrios en las últimas décadas?

 

Dolores Barrios


Dolores Barrios, la mujer que aseguraba venir del planeta Venus

En la actualidad, el planeta Venus está cubierto de densas nubes con una temperatura superficial de más de 450 grados, suficiente para fundir el zinc, el plomo y la mayoría de los materiales orgánicos.

Se cree que Venus es el lugar más caliente del Sistema Solar, a excepción del propio Sol. Sin embargo, los estudios afirman que en su día pudo estar habitado. Y de hecho, de allí aseguraba provenir Dolores Barrios y sus acompañantes.

El caso de Barrios estableció el mito sobre venusinos que viven en la Tierra y se esconden los humanos. Eso fue lo que la mujer aseguró en agosto de 1954, en una hostería llamada en Skyline Lodge, en la localidad de Monte Palomar, en California, donde tuvo lugar la reunión sobre ovnis más "intrigante" de la historia.

 

Convención de OVNIS en California donde fue vista Dolores Barrios en 1954.


Los principales organizadores de este evento fueron los populares ufólogos (especialistas en ovnis) George Adamski, Truman Beturum, y Daniel Fry. Los tres aseguraban que tenían sus propias historias de contacto con extraterrestres, todas sus teorías fueron muy discutidas por la prensa de la época, pero convocaban a muchos seguidores.

A la convención de ovnis en California asistieron cientos de personas, entre ellas supuestos contactados por aliens, agentes del FBI y diversos testigos de avistamientos de naves extraterrestres.

El congreso ​de ovnis de 1954 donde se presentó Dolores Barrios
El primer día del congreso cada uno de los organizadores compartió su experiencia. George Adamski, que era bastante conocido por sus relatos sobre vínculos con humanoides provenientes del planeta Venus, aprovechó la situación para promocionar y vender sus libros publicados.

En su discurso en el congreso, Adamski dijo que los oriundos del planeta Venus se parecían mucho a los seres humanos. Según este especialista, los alienígenas habían penetrado profundamente en la Tierra y lograron camuflarse, como ciudadanos, en las grandes ciudades desarrolladas del planeta.

 

George Adamski. Organizador del congreso OVNI en 1954.

 

Adamski mostró una imagen pintada de un humanoide de Venus que resultó ser muy similar a los escandinavos. Y dijo que brindaban información para mejorar la vida de los humanos. Cuando su auditorio estuvo sugestionado por los relatos, al final del primer día del congreso, a todos les llamó la atención la aparición de una extraña joven acompañada por otras dos personas.

La mujer se parecía mucho al retrato de la venusiana mostrado por Adamski, tenía el pelo rubio, unos grandes ojos oscuros que intimidaron a los presentes. Según otros testigos, había algo atípico en la estructura de su cráneo que a todos les llamó la atención.

Alguien se acercó a la chica y le hizo una pregunta directa: "¿ustedes son venusinos?". Ella no lo negó y dijo que estaban allí porque "les interesaban especialmente los temas que se trataban en el Congreso".

También le preguntaron si los extraterrestres viajaron a la Tierra desde Venus y la respuesta de la mujer fue contundente: "Sí, la mayoría proviene de ese planeta ". Entonces, un periodista brasileño llamado Joao Martins, que llegó al congreso desde Río de Janeiro decidió dar un paso más y entrevistar a los tres desconocidos.

Durante la conversación, se enteró que la mujer se llamaba Dolores Barrios y afirmaba ser una diseñadora de moda de Nueva York. Los dos hombres eran sus amigos, Donald Moran y Bill Jackmart, que dijeron ser músicos residentes en Manhattan Beach, California.

A pesar de los nombres y de las profesiones que dio el trío, Martins sospechaba tanto de Dolores como de Moran y Jackmart.

También el periodista brasileño les preguntó si podía hacerles una foto, pero todos se negaron tajantemente. Incluso se enojaron mucho porque los llamaban, insistentemente, venusinos.

 

Donald Moran y Bill Jackmart, acompañantes de Dolores Barrios en la convención de 1954.

 

La misteriosa desaparición de Dolores Barrios en 1954

Al día siguiente, el periodista brasileño volvió a acercarse al trío de supuestos extraterrestres y les hizo varias fotos, algo que no les gustó. Después de la improvisada sesión de fotos, Dolores Barrios, y sus dos acompañantes, se marcharon en dirección al bosque que rodeaba la sede donde se desarrollaba el Congreso Ovni. A partir de ese momento, nadie más los vio.

Unos días después, en la misma zona, sucedió un hecho sorprendente: varias personas vieron un ovni despegando del bosque y perderse en el cielo.

En octubre de 1954, toda la historia del congreso, los supuestos "venusinos" y su extraña huida fue publicada por Martins en el semanario brasileño "O Cruzeiro" que logró muy buenas ventas.

Al mismo tiempo, resultó que, por alguna razón, Martins fue el único que fotografió a estas tres extrañas personas en el congreso, aunque muchos de los que acudieron al congreso tenían cámaras.Y toda la versión fue cuestionada y el semanaria puso en juego su credibilidad.

Además, al organizador del Congreso, Adamski, no le gustó la difusión de esta historia ya que consideró que este trío acudió deliberadamente a su evento para "hacerse pasar por venusinos" y dañar su reputación como especialista en vida extraterrestre..

Sin embargo, durante años los investigadores de ovnis han intentado develar el la verdad sobre Barrios, pero ni en Nueva York, ni en California, ni en ningún otro estado de Estados Unidos lograron hallarlos. Un amigo del periodista Joao Martins dijo que la vio entrar en un cine de Río. Aunque la mayoría pensó que todo era un fraude, nunca se confirmó quién fue realmente esa mujer interesada en extraterrestres.

Luego de tres años de análisis en secreto, el hecho que involucra a efectivos de la Fuerza Aérea fue liberado para la opinión pública sin una aclaración científica.

Se trata de un OVNI o son simples luces?
Esa es la incógnita que dejó un caso ocurrido en Chile y que por tres años investigó el Comité de Estudios de Fenómenos Aéreos Anómalos (Cefaa) junto a astrónomos, físicos, químicos nucleares, analistas de imágenes y psicólogos.

Cuáles fueron los hechos?
La tarde del 3 de septiembre del 2012, siendo las 19:45 hora local, ingresa al patio de la Academia de Guerra Aérea, una ambulancia del Hospital de la Fuerza Aérea de Chile, con el propósito de efectuar carguío de combustible, maniobra normal en esa unidad. El vehículo era conducido por un operador de equipos motorizados, acompañado de un paramédico y que junto al suboficial de servicio de la AGA, observan hacia el este, cinco luces en formación que, en primera instancia pensaron que se trataba de helicópteros.

Al percatarse que se aproximaban y descendían hacia el sector de la Academia, suspendieron el carguío de combustible y pudieron apreciar que detuvieron su vuelo en el limite oriente del recinto, a una distancia estimada de 50 metros. Mientras el suboficial corre hacia la guardia para pedir ayuda y alerta a gritos al centinela apostado en la entrada de la unidad, tanto el paramédico como el conductor de la ambulancia grababan con sus celulares el fenómeno que estaban presenciando.

Desde el costado sur del edificio central de la AGA., pudieron apreciar que las luces comenzaron a realizar maniobras, formando inicialmente un triángulo y luego un circulo, sin el menor ruido, para finalmente ascender hacia el noreste, apagándose.

Los tres testigos vislumbraron la forma circular de las luces girando sobre su propio eje.La duración del fenómeno, según los testigos, fue de 3 a 5 minutos.

 

Copia del peritaje oficial de las imágenes tomadas por los testigos.

 

Conclusiones de la investigación
La conclusión final del CEFAA reunido en pleno, es que los tres testigos del hecho acontecido el día 3 de septiembre del año 2012 a las 19:45 Hrs. en la Academia de Guerra Aérea, son personas normales y confiables, las cuales presenciaron un fenómeno aéreo lumínico, que alteró su conducta habitual. Se estima que no existen suficientes pruebas científicas para decir que los involucrados presenciaron un Fenómeno Aéreo Anómalo, caracterizado como Objeto Volador No Identificado.
El caso sigue abierto hasta reunir más pruebas que puedan contribuir al mejor esclarecimiento de los hechos.

Fuente: http://www.cefaa.gob.cl/

Aumentaron los casos de avistamientos de ovnis en Capilla del Monte. ¿Cuáles serían las razones?

Una “oleada ovni” es un crecimiento exponencial de los números habituales de avistamientos de estos objetos desconocidos en el cielo de cualquier país. Desde que comenzó la cuarentena miles de personas en argentina –y en el mundo- reportan haber divisado luces extrañas en el cielo. Por una cuestión casi intuitiva comenzamos a revisar en el mapa argentino los lugares en los que usualmente se reportan más de estas apariciones.

Así llegamos a Córdoba y al enigmático cerro Uritorco. Luz Mary López, experta en el fenómeno ovni, radica hace muchos años en Capilla del Monte dialogó con el portal INFOVELOZ y descartó un aumento en el número de de estas apariciones y aseguró que las cifras siguen entre los parámetros normales.

¿Qué están viendo miles de personas?

La razón del aumento del avistaje de este tipo de aparatos estaría en el mismo confinamiento. La gente pasa mucho más tiempo en casa, se aburre más y algunos se dedican simplemente a mirar al cielo.

Una segunda razón sería que llevamos meses de confinamiento con unos cielos claros como hacía años que no se veían. A esos cielos sin nubes se une el descenso brutal en la contaminación atmosférica por la casi eliminación del coches y camiones y el menor uso de la calefacción porque hemos tenido semanas de mejores temperaturas de las habituales para marzo.

La tercera explicación es aún más rara pero puede ser la correcta. Space X, la empresa de Elon Musk, el patrón de los autos eléctricos Tesla, lleva semanas lanzando satélites al espacio. La mayoría de los avistamientos de estos últimos días serían de objetos lumínicos que se mueven de oeste a este en el cielo.

En la misma línea, el periodista Alejandro Agostinelli explicó que: "Vivimos en la era de las redes sociales y estas impusieron una exagerada difusión de la presunta presencia de extraterrestres en el planeta. Esta situación proporciona una falsa familiaridad: el cerebro procesa que a mayor visibilidad de las noticias que circulan en las redes, mayores son las pruebas de las visitas alienígenas", concluyó.

Según la historia oficial, Egipto como tal comienza con el rey Menes. No obstante, existen numerosas evidencias de que en un tiempo remoto, unos extraños personajes civilizaron el mundo y cuyo rastro es difuso pero real.

Página 1 de 2